Gran Cruz al Mérito Ambiental para científico uniquindiano

Con motivo de la celebración de los 200 años del desembarco del gran naturalista germano Alexander Von Humboldt y su expedición científica por América, la Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación en unión con la Embajada de Alemania, otorgaron este miércoles 20 de febrero la condecoración binacional “la Gran Cruz Orden al Mérito Ambiental Barón Alexander von Humboldt”, al docente  uniquindiano Hugo Mantilla-Meluk Ph.D.

Gustavo Casasbuenas Vivas, presidente ejecutivo Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación; Hugo Mantilla-Meluk Ph.D; Daniel Alscher, Cooperacion Cultural y Científica Embajada de la Rep. Fed. de Alemania en Colombia; Martha Blanco de Lemos, exprimera dama, Presidenta Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación

En ceremonia especial realizada en el auditorio del Museo del General Francisco de Paula Santander en Bogotá, el doctor Mantilla-Meluk fue reconocido por su dedicado trabajo científico e integra el grupo de prestigiosas personalidades y entidades del sector público y privado, que con su aporte y desarrollo engrandecen y protegen el medio ambiente y el desarrollo social.

La comunidad uniquindiana se congratula con este miembro ilustre de nuestra colectividad académica, que se destaca en diferentes ámbitos de la ciencia, y cuya preocupación constante por la preservación del medio ambiente, lo encumbra en su calidad de docente y lo hace digno de nuestra admiración y respeto.

Alexander von Humboldt por Mantilla-Meluk

Con relación a su admiración por el científico alemán, Mantilla-Meluk destacó: “Desde niño me sentí fascinado por la figura de Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt, una personalidad que pudo en vida dar curso a todos los intereses que han sido motores importantes en mi propia existencia y así, el Barón alemán se ha convertido en un referente obligado y querido. Alexander von Humboldt tuvo en la geografía de nuestro planeta, las ciencias de la vida, la cultura humana en sus diversas expresiones, escenarios en los que divirtió su claro intelecto”.

Hugo Mantilla-Meluk Ph.D

Agregó: “Fascinado escuché de las historias del naturalista, coconstructor del romanticismo poético de la literatura de viajes, la misma que acogió, inspiró y utilizó Darwin para legarnos sus impresiones, las que devoré en mi adolescencia en el “Viaje de un joven naturalista” obra del científico inglés que tanto me ha marcado. De Humboldt, me parecía increíble que producto de un desembarco medio fortuito en puerto venezolano, el resultado fuera la épica exploración del Orinoco, experiencia de la que después en mi vida como joven primatólogo, volví a tener referencia en las descripciones de varias especies de monos producto de la pluma del Barón von Humboldt”.

Siguiendo con el relato del aporte de von Humboldt al estudio de las montañas colombianas, el docente uniquindiano precisó: “El naturalista alemán descendió también rumbo sur desde Cispatá a Cartagena y de ahí a Bogotá, ciudad que le esperaba con ansias y donde sembró la semilla del trabajo mancomunado, ayudando a la conformación de la Sociedad de Naturalistas Granadinos, primer vestigio de las sociedades científicas en el país e inspiración que me orientó al proponer la conformación de la Sociedad Colombiana de Mastozoología. Al sur en su viaje de embelesamiento por las alturas andinas, Humboldt descubre la montaña, la reinventa en sus determinismos físicos, biológicos y humanos, coincidiendo con nuestro precoz sabio Francisco José de Caldas, otro de mis personajes apreciados. Y de regreso, de Quito a Cartagena, decide cruzar en su expedición las montañas del Quindiu o Quindío desde Ibagué a Cartago, dejando retratada con especial afecto e interés científico la tierra quindiana que yo he aprendido a querer como propia. Dice Humboldt: latitud 4°36´, longitud 5°12´, los bosques más frondosos y bellos que jamás vi”.

Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt

Finalmente, Mantilla adjudicó al científico von Humboldt la motivación para la creación de su Centro de Estudios: “Inspirado en Humboldt y Caldas, mentes hermanadas en el enamoramiento andino, creé el Centro de Estudios de Alta Montaña en la Universidad del Quindío, el primero en su tema en nuestro suelo colombiano, y no pudo ser en otro lugar que aquel que el propio Humboldt hubiese escogido para su nacimiento, el corazón de los Andes de Colombia, en mi Quindío. Recibo este reconocimiento con humildad pero con el mayor de los afectos y la admiración sincera por la figura de Humboldt, con quien he conversado tantas horas de viva voz a través de sus líneas en su Vue des Cordillères et monuments des peuples indigènes de l’Amérique, obra que encontré por casualidad una tarde en la librería Powell´s en Lincoln Ave Chicago, y que leí en la propia librería durante días, pues en ese tiempo no tenia yo el dinero para comprarla. Hoy en el pecho más que nunca el espíritu de Humboldt me acompaña, doy gracias a la Sociedad Colombiana de Prensa y Medios y a la Embajada Alemana por tan bonito reconocimiento”.

5 comentarios sobre “Gran Cruz al Mérito Ambiental para científico uniquindiano

  1. Hijo mio, ¡Con orgullo! y MUCHO AMOR, veo como todas tus preocupaciones y motivaciones infantiles fueron creciendo y dando muchas respuestas a este mundo que las necesita tanto. ¡Te amo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *