Mi experiencia de intercambio

Recuerdo que cuando estaba en primer semestre apenas iniciando mi carrera, llegaron desde la ciudad de Armenia algunos miembros de la Secretaria de Internacionalización a presentar conferencias sobre intercambios académico-culturales. Desde ese momento sentí las ganas inmensas de poder ser parte de un intercambio, razón que me motivó a estudiar fuerte y sostener un excelente promedio para cumplir mi sueño.

Pasó el tiempo y mis ganas de viajar seguían creciendo. Durante el proceso tuve la oportunidad de contar con personas que me impulsaban a seguir tras la idea de viajar para aprender nuevas culturas y sobre todo para comprender diferentes métodos de enseñanza.

La fecha llegó y me postulé para realizar tan anhelado intercambio con la opción de elegir entre varios países como lugar de destino. Opté por Argentina, pues según estadísticas, este país es catalogado como uno de los mejores en enseñanza en América latina. 

Después de un par de meses de haberme postulado recibí la noticia esperada, había llegado la carta de aceptación de la universidad anfitriona en el país deseado. Desde ese instante mi cabeza se llenó de muchas ideas, expectativas y mucho temor con respecto al nuevo camino que debía emprender desde ese momento. Entré en pánico y por segundos quise descartar el viaje, pero afortunadamente seguí adelante y hoy es toda una realidad.

En estos momentos me encuentro en Argentina cursando mis estudios en la Universidad Nacional de Villa María donde tanto había soñado aprender lo que quería. Esta experiencia ha llenado mis expectativas con respecto a ampliar la manera de ver la vida, mi concepción sobre el mundo y la manera de ambicionar lo que quiero para mi vida personal y profesional.

Luz Yessenia Mosquera Rivas
Estudiante de VIII semestre de Licenciatura en Pedagogía Infantil, metodología a distancia
Centro de Atención Tutorial Buenaventura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *